El origen dependiente es uno de los conceptos claves en los que se fundamenta el budismo. Estrechamente relacionado con el concepto de vacío, el origen dependiente significa que todo aquello que existe ha surgido a partir de otro algo debido a unas causas y condiciones determinadas. Si esas causas y condiciones cesasen, dejaría de existir.

Se trata de una relación causa-efecto universal, en la que todo aquello que existe, da igual si se trata de algo tangible o intangible, no es más que el efecto de alguna causa. Todo lo llegado a ser se podría explicar por tanto mediante el origen dependiente.

Un ejemplo fácil de entender sería el fuego. Éste surge a partir de un combustible determinado en unas condiciones determinadas. Por ejemplo, si calentamos un leño hasta la temperatura suficiente, este empezaría a arder. La causa de este fuego sería por tanto el calor que el leño alcanza, las condiciones serían la disponibilidad de oxígeno, la suficiente sequedad del leño y del ambiente, etc.. Si el leño se consume, si lo enfriamos lo suficiente  si lo mojamos, o si el oxígeno disponible se acaba, el fuego automáticamente se extingue. El fuego, por tanto, a surgido dependientemente de unas causas y condiciones determinadas, y al cesar estas, se ha extinguido.  El fuego por sí solo no existe, depende de de otro algo para existir.

Aunque más complejo, el sufrimiento es el ejemplo más representativo del origen dependiente. Como el propio Buddha dijo en el Gran sermón sobre la aniquilación del deseo:

<<Condicionadas por la ignorancia surgen las composiciones mentales, condicionada por las composiciones mentales surge la conciencia, condicionado por la conciencia surge el organismo psicofísico, condicionados por el organismo psicofísico surgen las seis esferas de los sentidos, condicionado por las seis esferas de los sentidos surge el contacto, condicionada por el contacto surge la sensación, condicionado por la sensación surge el deseo, condicionado por el deseo surge el apego, condicionado por el apego surge el devenir, condicionado por el devenir surge el nacer, condicionados por el nacer surgen el envejecer, el morir, la pena, el lamento, el dolor, la aflicción y la tribulación>>.

Si quieres profundizar en el tema, te recomiendo que leas los artículos en Bosque Theravada sobre el Origen dependiente.

Anuncios