En mis últimos post he escrito sobre el vacío budista, la realidad relativa de Nietzsche, etc.. Hoy me he topado con este interesantísimo post acerca del gato de Schrödinger, que nos aporta un punto de vista más sobre la realidad desde el enfoque de la mecánica cuántica.

La nodriza de las hadas y el rey carmesí

El gato de Schrodinger es un experimento mental tambien conocido como paradoja de Schrodinger. En él se ilumina la diferencia que existe entre aquellos sucesos que ocurren en la particulas subatómicas -presididos por la indeterminación- y los sucesos de nuestro mundo sensible. El gato que pertenece a este último tipo de mundos efectivamente no puede estar vivo y muerto al mismo tiempo, aunque la particula causante de su muerte si puede estar al mismo tiempo en A y en B. La paradoja que ilustra este caso se resuelve mediante el siguiente axioma: los gatos o están vivos o están muertos, en ellos no es posible la superposición cuántica ni tampoco podemos influir en su destino final por el hecho de observarle o no observarle, el gato estará vivo o muerto con independencia de nuestra observación, axiomas que dejan de cumplirse si lo que estamos observando es por ejemplo un electrón.

Ver la entrada original 634 palabras más

Anuncios