Llevo casi un mes sin escribir nada, pero no quería terminar el año sin hacer un último post a modo de despedida del año que se escapa y de bienvenida del nuevo. Y ya que en estos últimos suspiros del año muchos estarán pensando en la lista de propósitos para el año que entra, ¿qué mejor propósito que los de estos conocidos versos?

Que todos los seres tengan la felicidad y las causas de la felicidad.
Que todos los seres estén libres del sufrimiento y de las causas del sufrimiento.
Que ningún ser sea separado de la felicidad exenta de todo sufrimiento.
Que todos los seres permanezcan en ecuanimidad, libres del apego y el odio,
libres de considerar a algunos cercanos y a otros distantes.

Como dijo Shantideva:

Todo la dicha que hay en este mundo,
 toda proviene de desear que los demás sean felices;
y todo el sufrimiento que hay en este mundo,
 todo proviene de desear ser feliz yo.

Hasta 2015 🙂

Anuncios